Sgaravatti Trend

Tisanas invernales para calentarnos y estar bien

tisane einfusi invernali

 

¿Por qué tan nos gusta la naturaleza? Por muchos motivos, pero sobre todo porque cuando la respetamos nos recompensa siempre. Bastos pensar en las mil propiedades benéficas que plantas, raíces, hojas, frutos y flores nos regalan cada día, los podemos trovar como  infusiones y tisanas.

La ocasión para tener entre las manos una taza hirviente es un ritual cotidiano, un pequeño espacio que dedicamos a nosotros mismos, y que devuelve la estación fría más relajante y “soportable”. ¿Qué preguntar más?
Aquí las tres tisanas más indicadas por la estación fría.

Tisana de jengibre, la bebida exótica para combatir las enfermedades invernales.

Tisana allo zenzero

 

Ideal para dar un toque oriental a vuestro día, la tisana de jengibre, del sabor exótico y ligeramente picante, tiene también  un inmediato efecto tonificante.

¿Cómo prepararla? Ponéis en una olla 250 ml de agua y alcances a ebullición. Añádir  tres pedacitos de jengibre y dejáis descansar el todo por 5-10 minutos. Vertéis la infusión en una taza junto a una rociada de limón y una cuchara de miel.

La tisana de jengibre contribuye a solucionar problemas digestivos, a combatir fiebre y tos, a reequilibrar la flora bactérica y a contrastar la náusea.

Probar para creer.

Infundido de jaramago, para depurarse.

tisana o infuso al tarassaco

 

Si en cambio preferís los sabores “lugareños”, la infusión de jaramago es lo que hace para vosotros.
Conocido también como ‘diente de león’, el jaramago es la flor de la homónima planta que crece espontánea sobre nuestros prados. Lo habréis visto de seguro, es en efecto capaz de también brotar en los contextos urbanos.

Para preparar una buena tisana, podréis recurrir al extracto liofilizado o bien utilizar las hojas o las raíces secas:  encontraréis todo en herboristería.

¿De dónde iniciar? Desmenuzáis 25 g de hojas frescas o 15 g de raíces y le sumergís en 1 litro de agua a temperatura de casa. Mandáis a ebullición el compuesto por 10 minutos y filtráis. Podréis en consumir hasta tres tazas al día.

Además de la agradable sensación riscaldante, el jaramago desarrolla una importante acción diurética, drenante y depurativa, en particular por el hígado.

Infusión de Melisa, y ya no nos piensas.

infuso o tisana di melissa

 

¿A quién no ocurre de tener un período un po’ estresante? Beh, en estos casos la infusión que hace para vosotros es aquel de Melisa, una planta de simple cultivo, lozano, que gracias a sus propiedades os puede ayudar a encontrar un po’ de relajamiento al final de un día turbulento.

La preparación de la infusión es extremadamente fácil: es suficiente desmenuzar las hojas y usarlas en la medida de 5 gr para persona. Pónedle en una taza, vértednos sobre del agua hirviente y dejáis en infusión por 10 minutos acerca de. A este punto,  os queda de filtrar el compuesto y gustarlo con una generosa cucharita de miel.
La infusión de melisa tiene propiedades digestivas, relajantes y estimulante, y contribuye a aliviar el agotamiento y el insomnio.

 

Foto credits: Top Jack Kennard, Zenzero Chiot’s Run, Melissa KaiMartin

Aggiungi un commento

Síguenos