spatifillo

Hemos visto cuanto son importantes las plantas que purifican el aire en el entorno doméstico. Tricloroetileno, benceno y formaldehído son los tres principal hostiles contra que combatir si se quiere una casa más sana y limpia.

La buena noticia es que la naturaleza puede venirnos en ayuda. Muchas plantas contribuyen a disminuir la polución doméstica. Y entre estas, muchas no son de aquellos raras o exóticas de difícil hallazgo.

Por ejemplo tomamos el Spathiphyllum, más comúnmente conocido como el spatifillo. Ciertamente, es de origen tropical, pero es desde hace tiempo también una planta difusa a nuestras latitudes. Además de ser una óptima solución del punto de vista ornamental, el spatifillo también es una gran amortiguadora de sustancias nocivas.

Durante el fenómeno de la fotosíntesis, en efecto, el spatifillo logra absorber las sustancias nocivas concedidas en el aire de barnices por ventanajes y muebles o des detergentes utilizados por la limpieza de la casa. Más en el detalle, logra ya neutralizar los emplazado tricloroetileno, benceno y formaldehído pero resultan también ser dos enemigos temible por tolueno y xileno.

La prueba de la eficacia de este planta llega allí hasta de la NASA. Sí, justo la agencia americana de las actividades espaciales y aeronáutica. En los años’ 80 en efecto han conducido un estudio profundizado sobre muchas plantas para entender si y cuánto lograran combatir la polución doméstica. Uno de aquellos más eficaces resultó ser justo el spatifillo.

Esta planta, además, es fácil que cultivar. Basta tenerla en una zona luminosa pero no a directo contacto con el sol y regarla constantemente cuando el mantillo es seco. Abonadas luego con un fertilizante líquido universal cada dos semanas durante las estaciones calientes.
El aire de casa os agradecerá.

 

 

Foto Credits: Diego Delso