¿Cómo se puede devolver un cuarto de estar acogedor y confortable? Renovar las paredes no basta, es importante que los colores sepan mezclarse en el entorno por ordenadas geometrías y armónicas tonalidades. Los diseñadores de interiores la llaman” 60-30-10″, una regla que entrelaza, en diferentes cantidades: un color dominante, que tiene que ocupar el 60% de la superficie de la habitación; un tinte complementario, que llene el 30% del cuarto de estar; y una tercera nuance, claramente marginal, con cuyo decorar el 10% del espacio restante. ¿Pero como hacer encajar perfectamente los colores? He aquí nuestras paletas preferidas.

 

Tintes luminosos por un cuarto de estar años’ 70

palette-salotto-1

Amarillo pastel, azules fiordaliso y lavanda pálida componen la “palette” del cuarto de estar luminoso, fresco, matriculados años’ 70.
Una vuelta al pasado que se expresa por líneas retrò, detalles de estilo y sesiones cómodas, que se alejan de los modelos rígidos típicos de las otras épocas.

El entorno se pone sofisticado con los verdes antiguos

palette-salotto-2

Un entarimado de madera oscura, tipo wengè, se ata bien a las tonalidades de verde antiguo, muy sofisticados. He aquí entonces que nuestra paleta se colorea de hoja de té, verde marino, té verde oscuro, y de un híbrido elegante, el gris té verde.

Profundidad y carácter con rosa y violeta

palette-salotto-3

Construís la decoración del cuarto de estar alrededor de las tonalidades de los rosas decidido y de la morada orquídea y ciruela, el efecto sorpresa será asegurado.
Único defecto: el entorno tiene que ser bastante amplio, de donde evitar hacerlo parecer excesivamente frío y oscuro

Total white, por entornos pequeños

palette-salotto-4

Es absolutamente una de las tendencias más en boga, dona elegancia y luminosidad a todos los entornos, en particular a aquellos contenidos: el total white es el ideal para decorar el cuarto de estar en estilo shabby chic, moderno o norteño.

 

Credits: cassandra lavallePolygon Realty LimitedBoa-Franc